Informe “Corrupción que mata” 04/Mayo/2018

MÉXICO NECESITA UN MECANISMO INTERNACIONAL

MÉXICO NECESITA UN MECANISMO INTERNACIONAL no solo como primer paso para propiciar la rendición de cuentas que sus ciudadanos han buscado durante tanto tiempo, sino también para abordar las debilidades del sistema de justicia penal que lo tornan inadecuado en este momento para investigar las estructuras y prácticas de corrupción que ilustran un estado como Coahuila, entre otros. Además, la aparente complicidad de funcionarios públicos en crímenes atroces y los vínculos de estos con autoridades políticas de alto nivel, ponen en duda la capacidad del sistema actual de investigar y perseguir de manera adecuada a todos los involucrados. Como ha señalado Froylan Enciso, de International Crisis Group, “la debilidad institucional (de México) ha(n) posibilitado el mantenimiento de la corrupción de autoridades locales y la capacidad por parte de las organizaciones criminales de coaccionar a comunidades mediante la violencia o la amenaza de la violencia.”282 Estas alianzas entre grupos del crimen organizado y funcionarios estatales corruptos se encuentran en el corazón de la doble crisis de atrocidad e impunidad de México.


En esta doble crisis se necesitan macro-investigaciones de redes de corrupción para fincar responsabilidades penales de los actores estatales y no estatales. A pesar de que en las últimas tres administraciones ha habido numerosos casos de malversación de fondos y lavado de dinero con servidores públicos involucrados, en Coahuila se ha hecho poco para investigar y perseguir estos crímenes. Muchas de las mismas personas han pasado de un cargo a otro en los gobiernos estatales y municipales, lo que limita aún más la posibilidad de rendición de cuentas. Como se señala en este informe, el patrón parece haberse replicado en otros estados México con las mismas trágicas consecuencias. Para investigar y perseguir adecuadamente crímenes atroces y actos de corrupción relacionados como los descritos en este informe, México necesita urgentemente apoyo externo. Necesita expertos que aporten objetividad, experiencia y habilidades técnicas para la abrumadora tarea de fincar responsabilidades a quien corresponda por los crímenes más graves. México necesita de esa participación en la forma de un mecanismo internacional para ayudar a resolver casos, fortalecer a aquellas personas dentro del sistema actual que realmente quieran hacerlo funcionar de manera correcta, y restaurar la confianza pública en la idea de que es posible lograr justicia para casos complejos y políticamente difíciles. Como ya se ha dicho, la situación no es desesperada: “el sistema de justicia mexicano no puede caracterizarse como un sistema colapsado o que no tiene capacidades técnicas.”283 Pero, para vencer la marea de impunidad que aflige al país, México necesita el apoyo de un mecanismo internacional de justicia.

Informe completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *