Comunicado: Presentación del caso de Roy Rivera Hidalgo ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU 15/Enero/18

Presentación de la Comunicación ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU

Los hechos del caso se enmarcan en el contexto de graves violaciones de los derechos humanos perpetradas por  agentes del Estado mexicano y de la impunidad que cobija a los autores de estos crímenes. En particular debe tomarse en cuenta la existencia de una práctica generalizada de desapariciones, así como de una impunidad estructural, en un contexto caracterizado por la existencia de vínculos – e incluso colusión – entre agentes de Estado y delincuencia organizada.

Asimismo, cabe señalar que el estado de Nuevo León, donde se produjo la desaparición forzada del Sr. Roy Rivera Hidalgo, es el quinto a nivel nacional por el número de desapariciones registradas, con un pico en el año 2011.

Además, San Nicolás de los Garza es el quinto municipio con más registros de desaparición en el estado de Nuevo León. En efecto, dos días antes de la desaparición forzada del Sr. Roy Rivera Hidalgo, también dos de sus amigos fueron sometidos al mismo delito y se desconocen hasta la fecha su suerte y paradero.

En el caso específico del Sr. Roy Rivera Hidalgo, en la madrugada del 11 de enero de 2011, un grupo de sujetos armados y encapuchados irrumpió en el domicilio de la familia Hidalgo Rea en San Nicolás de los Garza, Nuevo León. Cabe señalar que algunos de ellos vestían chalecos anti-balas de la Policía Municipal de Escobedo, Nuevo León.

En ese momento en la casa se encontraban la autora de la comunicación y sus hijos Ricardo (que en ese entonces tenía 16 años de edad), y Roy (quien en ese entonces tenía 18 años de edad). Tras haber golpeado a los dos hermanos e insultado y amenazado a la autora de la comunicación, los hombres armados se llevaron al Sr. Roy Rivera Hidalgo, cuya suerte y paradero se desconocen desde ese entonces. Asimismo, se llevaron algunos objetos y bienes de propiedad de la autora, incluyendo a dos vehículos.

La Sra. Irma Leticia Hidalgo Rea denunció los hechos antes numerosas autoridades mexicanas, incluyendo la Procuraduría General de Justicia del Estado, la agencia estatal antisecuestros, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León, la Unidad especializada en investigación de delitos contra la salud de la Sub-procuraduría especializada en investigación contra la delincuencia organizada, y la Fiscalía de búsqueda.

Boletín completo

Resumen Ejecutivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *