Informe Alternativo Sobre Las Recomendaciones Del Comité Contra Las Desapariciones Forzadas (CED) 30/Junio/16

Informe sombra al comité contra los desapareciones forzadas.

Aumenta el riesgo para los familiares, así como su incertidumbre ante la falta de políticas públicas e instituciones capaces de brindar respuestas adecuadas y proporcionales al fenómeno que estamos viviendo.

Desafortunadamente, la información proporcionada por el Estado al Comité en relación con las tres recomendaciones prioritarias no muestra la seriedad necesaria para cumplir oportunamente y de buena fe con las obligaciones internacionales asumidas en un tema que causa tanto dolor en nuestro país.

En tal sentido, expresamos nuestra preocupación en relación a que los avances expuestos por el Estado mexicano en el cumplimiento de las recomendaciones prioritarias del CED son en muchos casos cambios formales en normas o de nombre, que no significa el fortalecimiento o la creación de capacidades técnicas para la búsqueda y la investigación de las personas desaparecidas. Asimismo, la demora en la implementación de mecanismos de búsqueda e identificación de restos de personas no identificadas no corresponde con la urgencia que esta problemática representa.

Además observamos que persisten  prácticas como la estigmatización de las víctimas aduciendo su involucramiento en actividades delictivas como una forma de desincentivar a los familiares de denunciar y una manera de las autoridades para relevarse de su responsabilidad de iniciar la búsqueda inmediata y la investigación.

Se observan omisiones en la búsqueda e investigación en general, y en particular cuando se presume la participación o aquiescencia de agentes del Estado en la desaparición. Además, las autoridades desincentivan a las víctimas de denunciar pidiéndoles sumas de dinero o se niegan a recibir las denuncias por desaparición de personas. Los y las familiares de personas desaparecidas continúan siendo quienes llevan adelante la búsqueda y la investigación, corriendo graves riesgos para su integridad. Sin embargo, las autoridades desestiman las pruebas y líneas de investigación que los familiares aportan y no dejan constancia de estas en el expediente.

Las deficiencias observadas se subsumen en una causa principal: la falta de voluntad política del Estado de reconocer la problemática de la desaparición de personas y asumir con seriedad las consecuencias de la misma con el fin de prevenir, sancionar, reparar y, principalmente, erradicar este fenómeno. Sin duda alguna, existe un sinnúmero de casos que evidencian esta situación pero uno de ellos es el relacionado con la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

Reconocemos el valor de los familiares de personas desaparecidas que continúan impulsando la búsqueda y la investigación, y estrechando lazos de solidaridad frente a la negligencia de las autoridades, pero también nos preocupa la alta vulnerabilidad que presentan. Por otro lado, la experiencia muestra que los mecanismos impulsados en colaboración con la sociedad civil y que incluyen asistencia técnica nacional e internacional permiten superar la curva de aprendizaje de las autoridades y fortalecer la búsqueda e investigación.

Si bien reconocemos algunos tímidos avances en temas concretos, lo cierto es que esos ejemplos se ven rebasados por una realidad abrumadora, que requiere medidas urgentes e impostergables. En tal sentido, hacemos un llamado al CED para continuar con el seguimiento a la implementación de sus observaciones generales y en particular a las observaciones prioritarias, pues confiamos en que representan un aporte clave para superar la crisis que atraviesa nuestro país hoy en día en materia de desaparición de personas.

Por ello, consideramos que el Comité al igual que otros organismos internacionales que tienen mandato e interés respecto del tema pueden contribuir a dar recomendaciones aún más puntuales para que el Estado mexicano pueda dar cabal cumplimiento a la Convención Internacional en su conjunto.

Por lo anterior, respetuosamente solicitamos al Comité:

Primero: Que tome en cuenta la información del presente documento y la que, en su momento, se podrá presentar en la sesión de revisión de las recomendaciones prioritarias.

Segundo: Retome las propuestas y recomendaciones realizadas por el GIEI y otras instancias internacionales como la CIDH a fin de fortalecer el seguimiento a aspectos nodales en esta problemática.

Tercero: Que tome en cuenta otras sugerencias y solicitudes realizadas dentro del documento, como son las relacionadas con el efectivo cumplimiento de las medidas cautelares adoptadas por el Comité.

Cuarto: Al igual que lo hizo en sus observaciones generales, realice recomendaciones con suficiente contenido para que sirvan al Estado mexicano para el cumplimiento de diferentes preceptos, como la Ley General de Desaparición de Personas, los diversos protocolos de actuación ministerial y de búsqueda, las bases de datos, los registros, etc.

Colaboradores:

Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos, Jose Ma. Morelos y Pavón, A.C.

Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho

CentroProdh

CADHAC

OCNF

CEDEHM

i(dh)eas

fundar

TLACHINOLLAN

Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios, A.C.

Informe Completo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *